reformas integrales madrid

Podemos comenzar el diseño de una cocina partiendo del plano de planta acotado, donde figuren las puertas y ventanas. Tan importante como esto es localizar perfectamente la salida de humos para una buena evacuación cuando se esté cocinando. Las tomas de agua, los desagües y los puntos de luz, no suelen ser un problema a la hora de distribuir la cocina. En cuanto a la distribución y configuración de los muebles y electrodomésticos, hay que hacer caso de la conocida “regla de oro”, basada en la comodidad y funcionalidad una vez estamos trabajando: la nevera, la zona de cocción y fregadero estén colocados describiendo un triángulo, y no demasiado lejos unos de otros. No siempre se puede, pero está comprobado que de esta manera resulta muy cómodo.

El siguiente paso en la decoración y el diseño de la cocina es elegir qué estilo de mobiliario le gusta a nuestro cliente: clásico, contemporáneo, moderno, entre otros. Elegimos el tipo de madera: madera natural, laminado o estratificado, DM lacado, rechapado, acabado cristal, así como, el tirador que puede ser clásico, puerta ingleteada, gola, uñero metal en la puerta, y por último,  y muy importante los herrajes, que sean fuertes, consistentes y a su vez regulables, puesto que, con el mismo peso según vayamos colocando cosas, se pueden desajustar. Por comodidad la elección de los frentes debe ir dirigida hacia gavetas en vez de puertas en su mayoría, así no tendremos que sacar las cosas que están colocadas delante para coger las colocadas en último lugar.

Encimeras tipo formica, de granito, las elaboradas con cuarzo y resina nos dan un buen resultado. Podemos colocar una isla en el centro, que es el sueño de muchas personas, pero para ello, hay que tener el espacio suficiente y esto requiere al menos 1.10 metros de perímetro alrededor de la isla para que resulte cómodo. Si podemos hacerlo, también añadiremos unos taburetes para utilizarlo como zona de desayuno o tomarnos un pincho, incluso con amigos. En cuanto a la iluminación, son muy prácticos los downlight bien distribuidos y empotrados en el techo. En la isla, colgar 2 o 3 lámparas, según la dimensión, le dá elegancia y luminosidad a los alimentos; y si queremos decorar un poco más con luces, unas tiras de led bajo los muebles de colgar, nos podría completar el capítulo de la iluminación.

Contacta con Interiodeco