¿Bañera, ducha o ambas?

¿Bañera, ducha o ambas?

Empresa de Reformas Banos Madrid

Hasta hace un tiempo, la bañera tenía prioridad en el cuarto de baño por encima del plato de ducha, y la verdad es que es muy importante gozar de una bañera en casa y, sobre todo, si es de hidromasaje. Lo que ocurre en ocasiones, es que, aún teniendo la bañera de hidromasaje, no le sacamos partida a pesar de ser una de los mejores métodos de descanso y relajación que tenemos. Hay muchas personas que si lo disfrutan, pero solemos ducharnos más que bañarnos: unas veces decimos que no tenemos tiempo, otras porque nos dá pereza llenar la bañera y con una ducha rápida nos conformamos, y otras, lo podemos hacer por el ahorro de agua, que es muy importante. Con esto, quiero dar un voto de confianza a la bañera y además haciendo hincapié en los beneficios terapeúticos que tiene.

Por otro lado, el plato de ducha poco a poco, se ha ido implantando cada vez más en los baños de casa. Uno de los motivos puede ser la practicidad y el ritmo de vida más acelerado que llevamos. Con el plato de ducha, en muy poco tiempo abrimos la mampara, el grifo, y ya estamos preparados. Se instalan platos de ducha bastante grandes, muchas veces para sustituir la bañera. En el interior, podemos instalar grifería termostática empotrada y duchas de gran diámetro, éstas últimas pueden ser con brazo de pared, con brazo de techo y las más grandes empotradas en el techo. Las hay con distintos tipos de salida de agua: lluvia, nebulizador, cascada, etc.. pudiendo elegir mediante el distribuidor de la grifería cuál es lo que más nos apetece. Las más completas incorporan cromoterapia, por lo que una ducha de estas características, se convierte en algo muy placentero.

Por esta serie de motivos, en una vivienda con 2 baños, instalaría bañera de hidromasaje (180×80 al menos, si tengo espacio), y plato de ducha de 170×70 con grifería empotrada. La duda sería si la vivienda tiene sólo 1 baño: en este caso, me decantaría por una bañera si tengo niños ó si soy una persona que le gusta más bañarse que ducharse; pondría plato de ducha si no tengo niños y tengo una edad más avanzada. Pero esto es muy personal y cada uno tiene sus costumbres, así que, quede este texto como una mera opinión, entre otras muchas que puede haber.

Luis Miguel Trompeta
Productos y diseño de Interiores.
Interiodeco
www.interiodeco.com