Como ampliar una cocina comedor

Como ampliar una cocina comedor

Tomar la decisión de ampliar una cocina comedor y reformar la cocina unificándola con el salón, puede ser una decisión muy acertada. No solamente tendremos espacios más amplios y con acabados a estrenar, sino que, esta remodelación de vivienda, favorecerá una relación más fluida y social de las personas que la habitan.

ampliar cocina comedor

Si la zona de trabajo en la cocina actual se encuentra en el tabique divisorio con el salón, cambiaremos la mayoría de las instalaciones a la pared que no es divisorios para ampliar la cocina comedor, y también podemos utilizar la pared que da al exterior. Se trata de derribar el tabique central para crear un espacio diáfano y que cocina y salón sean una sola estancia perfectamente comunicada donde las personas que están en la cocina y las que están en el salón estén perfectamente en contacto y aprovechando al máximo las horas que pueden coincidir juntos en la vivienda, por eso en este post, apostamos por la reforma de cocina y salón comedor unificados.

cocina comedor

Aunque la cocina y el salón comedor estén unificados, si que es cierto, que podemos diferenciar las zonas mediante cambio de altura en los techos, distribución del mobiliario,  realizando una “embocadura de paso”, y cambios de tipo de iluminación, entre otros. También, la incorporación de una isla o península nos ayuda a diferenciar estas zonas, pudiendo colocar en ella, el fregadero, la zona de cocción con una campana decorativa, e incluso, si proporcionamos vuelo a la encimera y colocamos unos taburetes, nos servirá para poder comer. Si decidimos instalar el fregadero en dicha isla, colocaríamos, preferentemente, a su derecha, el lavavajillas. También colocaríamos un módulo de cajones para tener próxima la cubertería y vajilla que vamos a utilizar. Lo que buscamos con esto, es funcionalidad. Si optásemos por esta distribución del mobiliario de cocina, comeríamos, al lado tenemos el fregadero, y a su lado inferior el lavavajillas. Una lámpara colgada, iluminaría la isla.

La zona de cocción, podemos colocarla en la pared más alargada, dejando siempre, espacio de trabajo suficiente a cada lado. Si lo deseamos, debajo de la cocina, un módulo de gavetas, permitiría guardar los utensilios necesarios para cocinar. El horno y microondas iría instalado en columna. Puesto que, anteriormente, hemos hecho referencia a que la distribución ha de estar pensada para ser práctica y funcional, el frigorífico y despensero, deben estar próximos a la placa.

En la zona destinada al salón,  colocar una mesa y sillas, nos permitirá comer más pausadamente y cuando tengamos invitados. El sofá, una mesa y la TV con un mueble compuesto por varios módulos, nos completarán esta otra zona de la estancia.

Tags: