¿Cómo unir decoración y ahorro energético?

¿Cómo unir decoración y ahorro energético?

Gracias a la decoración de interiores podemos conseguir un gran ahorro de energía que nos ayuda a disminuir el dinero en nuestras facturas. En este artículo te explicamos cómo se debe decorar tu casa para que sea más eficiente.

¿Qué tarifa de luz contratar?

Según un informe del Eurostat, el servicio de estadística de la Unión Europea, los españoles pagan un 70% más en su factura de electricidad que hace diez años. El recibo de la luz español ya es el tercero más caro de Europa, y si se compara el precio con el poder adquisitivo de los ciudadanos de cada país, es el segundo solo por detrás de la República Checa.

Por eso cada vez más familias se preocupan por contratar la mejor tarifa de luz para tratar de reducir el elevado importe de sus facturas. Sin embargo, ante la multitud de ofertas, promociones y descuentos que existen en el mercado libre, es difícil vislumbrar cuál es la mejor tarifa de luz. Y precisamente para eso se han ideado los comparadores de energía. Gracias a estas herramientas, los usuarios pueden comparar entre las tarifas de Endesa, Holaluz o Repsol para contratar la luz en su vivienda de una forma mucho más sencilla.

Una vez se ha elegido la tarifa deseada, lo más fácil es llamar a un servicio de atención al cliente o acudir a alguna de las oficinas comerciales que las comercializadoras ponen a disposición de los clientes.

¿Cuál es la decoración que te ayuda a ahorrar?

Además de elegir una tarifa conveniente, otra forma de reducir el montante de la factura es ahorrando energía. A continuación te revelamos qué tipo de decoración puede ayudarte a gastar menos electricidad y gas, para que tus facturas dejen de ser una losa en tu economía doméstica:

• Aprovecha la luz natural todo lo que puedas. De esta forma, podrá ahorrar el luz eléctrica y en calefacción.
• Abre las ventanas, y si hace demasiado frío, levanta las persianas.
• Coloca cortinas de colores claros o translúcidos para que la luz pueda pasar a través de ellas.
• Dispón un gran espejo frente a la ventana para duplicar el efecto de la iluminación natural. Deja que la luz del sol invada cada rincón de tu casa.
• Evita poner muebles u objetos delante de las ventanas, ya que obstaculizan el paso de la luz.
• Intenta tener una decoración minimalista, ya que las habitaciones sobrecargadas de muebles y objetos obstaculizan el paso de la luz.
• El color blanco refleja la luz, mientras que los colores más saturados y oscuros la absorben. Así que pinta las paredes y el techo de blanco para que la luz se refleje y aumente su resplandor.
• Escoge muebles de colores claros para proyectar la iluminación natural.
• Gracias a la iluminación LED podrás crear diferentes ambientes, ya que puede regularse su intensidad. Y además, suponen un ahorro del 60% con respecto a las tradicionales bombillas incandescentes, y sin olvidar que su vida útil es mucho más larga.

¿Te han servido estos consejos? Esperamos que sí. Y para que sigas aprendiendo sobre ahorro energético, te invitamos a leer otros artículos que te ayudan a gastar menos en electricidad y gas, y de paso, a que puedas contribuir a la transición ecológica en la que todos remamos juntos.