3 razones para reformar un local comercial

3 razones para reformar un local comercial

empresas de reformas integrales en Madrid

Cualquier local comercial, ya sea un bar, un restaurante o una tienda, debe cuidar su aspecto. La imagen es una cuestión fundamental para atraer nuevos consumidores al negocio. No estamos descubriendo la panacea, desde hace un tiempo somos conscientes de que, cada vez más, se valora la experiencia de usuario en conjunto. En nuestra experiencia como una de las empresas de reformas integrales en Madrid sabemos que además del producto o servicio que se oferta, los consumidores valoran todos los factores que completan la experiencia como un valor añadido.

Cuando un cliente va a un restaurante resulta obvio que valora la comida que degusta, pero también entran en juego otras cuestiones como el trato del camarero, la decoración del local, la distribución del mismo, el ambiente en general e, incluso, el aroma del establecimiento. En definitiva, la apariencia del local es importante en la composición de una experiencia para el usuario y la mejor forma de conseguir este factor será a través de una reforma integral.

Algunos propietarios de este tipo de negocios ven estas obras como un gasto innecesario, pero nada más lejos de la realidad. Contar con el establecimiento ideal puede influir notablemente en el incremento de las ventas. Más que un gasto, la reforma debería verse como una inversión, la forma más sencilla de diferenciarse de la competencia.

Desde Interiodeco te contamos que son muchas las razones que pueden motivar una reforma en un establecimiento comercial. Pero, entre los motivos más frecuentes hay tres que destacan sobre los demás:

Captar el interés de clientes potenciales

No importa si estamos hablando de una cafetería o una tienda de ropa, todos sabemos la gran importancia que tiene la primera impresión. El ser humano es visual por naturaleza, nos fiamos mucho de lo que vemos y elegimos aquello que nos atrae más estéticamente. Con una reforma, este tipo de locales puede ser capaz de transmitir emociones y esta es la clave para conquistar a los clientes. Si se sienten cómodos en tu local, pueden recomendarte, dejarte comentarios positivos en las redes sociales, etc.

Mejorar el tránsito

Este es un buen momento para dotar el espacio de carácter. Muchas veces estas obras nos permiten incrementar el aforo, ampliar el espacio o mejorar el tránsito de los clientes por el establecimiento. En el caso de una tienda, el tránsito puede resultar vital para que los clientes vean todos los productos e incrementen su consumo.

Renovar la imagen

Es un buen momento para sacar brillo a la imagen del negocio y conseguir la diferenciación. Es muy recomendable, por ejemplo, cuando un negocio cambia de dueños para que los consumidores sepan que hay algo innovador y acudan a ver de qué se trata. La mejor forma de conseguirlo será a través de los detalles, por ejemplo, utilizando diferentes materiales en los revestimientos de interior o colocando un jardín vertical. Cuestiones que hacen el espacio más confortable y acogedor.