Reformar un Piso para Vender

Reformar un Piso para Vender

En ocasiones, salen a la venta viviendas o pisos que, por los detalles que vemos y por no tener una buena imagen, lo primero que se nos ocurre es pedir al vendedor que nos baje el precio. Al poner a la venta una vivienda, debemos eliminar todas las cosas y detalles que restan y potenciar los que suman. La limpieza y la presentación de la vivienda, siempre va a ser positivo.

reformar piso para vender

Si la vivienda es antigua, la podemos reformar para vender. Con esta reforma (dependerá del estado de la vivienda), conseguimos elevar el precio y vender más rápido la vivienda. De esta manera, se recupera lo invertido y se gana económicamente; eso sí, debemos invertir con cabeza para que esta ecuación nos salga. Vamos a enumerar algunos puntos en los que podríamos actuar según las necesidades de cada piso o vivienda:

Reforma de Cocina

Podemos reformar la cocina o realizar algunos cambios superficiales, pero tenemos que tener en cuenta que la cocina es una de las estancias en la que más nos solemos fijar a la hora de adquirir una vivienda: “una vivienda normal en calidades, que cuenta con una buena cocina, adquiere un plus sobre el resto de viviendas con las que compite”. Es importante que  los posibles compradores, queden satisfechos con la cocina. Nos deja en buen lugar poder decir que las instalaciones de fontanería y electricidad, están completamente renovadas, que el suelo de la cocina es porcelánico, y haber colocado un azulejo con pocas juntas (salvo estilos muy concretos como puede ser el azulejo tipo “metro”). Si añadimos los muebles de cocina (en principio, los electrodomésticos no hace falta), se verá más llena y darán más ganas de entrar a vivir. Si no tenemos presupuesto suficiente, y la cocina tiene muebles, cambiaríamos los frentes de cajones y puertas, pondríamos un cristal de color en el frente (entre la encimera y los muebles altos), y  daríamos una mano de pintura al techo para que dé más sensación de limpieza. El punto intermedio, sería realizar una “reforma de cocina sin obras”, tal y como pueden ver en otro apartado de este mismo blog.

Reforma de Baño

El baño es otra de las habitaciones que también sirven de termómetro a la hora de comprar una vivienda, por lo que la reforma del baño es importante a la hora de mejorar un piso para vender. En el baño, si es necesario, cambiaríamos las instalaciones de fontanería y electricidad. Le dotaríamos, si hay presupuesto, de un plato de ducha grande y una mampara cromada con poca perfilería y cristal templado transparente. Sería bueno sustituir el inodoro, o al menos el asiento y la tapa, y podríamos colocar un mueble con un espejo grande. En cuanto al azulejo, podríamos renovarlo, o realizar una reforma sin obras. Si el azulejo que tiene el baño está bien pegado, se puede colocar un azulejo nuevo sobre éste, sólamente hay que limpiarlo muy bien el antiguo, y aplicar un pegamento especial. En el suelo podríamos hacer los mismo.

Carpintería de interior

Puertas y frentes de armario. Revisaremos las puertas para que no suenen al abrir y cerrar, y también que no rocen o arañen el suelo. Tanto las puertas, como los frentes de armario, deben estar sin arañazos, para ello, se pueden lijar y barnizar o si el estado no es bueno en general, invertiríamos en cambiar ambas partes a juego: si ponemos una puerta serigrafíada, los frentes de armarios conjuntarían muy bien con el mismo diseño.

Pintura

Es casi obligatorio dar una mano de pintura, salvo que se haya hecho hace poco tiempo. Podemos emplastecer los pequeños desperfectos que existan, lijarlo, y aplicar la pintura sobra la textura existente. Si la pintura que tiene es gotelé, podríamos pasar a pintura lisa el salón y el pasillo, o la vivienda completa dependiendo siempre de la inversión máxima que tengamos calculada y que luego vayamos a rentabilizar.

Solado de la vivienda

Si el solado de la vivienda es de gres, observaríamos las plaquetas que puedan tener algún golpe y las cambiaríamos. Si es tarima flotante, haríamos lo mismo, cambiando las tablas que puedan tener golpes. Y si el suelo es parquet, quizá no le vendría mal un acuchillado y barnizado.

Podríamos aumentar estos puntos de actuación tanto como quisiéramos, pero no olvidemos que se trata de que, lo que invertimos, es  para ganar en la valoración de la vivienda, lo recuperemos en la venta de ésta, y a su vez, sea más atractiva que el resto de viviendas de su categoría, y la vendamos antes. Otras de las cosas que también debemos observar, aún siendo una partida de importe considerable, es la calidad de las ventanas y cerramientos; no debería ser inferior a la calidad de un perfil de doble acristalamiento y rotura de puente térmico, si no, nos bajaría en la escala del certificado energético. Aire acondicionado Inverter con Split o por conductos, puerta blindada o acorazada, son otros aspectos que podemos tener en cuenta.